El hígado: disfunciones

Tenemos 3 maneras principalmente para cargarnos las funciones estrella hepáticas:

Exceso de LPS: Lipopolisacaridos, o endotoxina .Es un componente de la membrana externa de las bacterias, si!!! BACTERIAS… pero de donde??? Del intestino!!!! Asi que… cuanto mas destruido tengamos el intestino (mas disbiosis y mas permeable) más sustancias “no deseadas” se colaran al torrente sanguíneo dirección al hígado. Los LPS son una de las sustancias que mas van a influir en la falta de TOLERANCIA (paciencia) inmunitaria del Higado.


Exceso de GRASA INFILTRADA en el hígado, que va a provocar un estado inflamatorio y finalmente un daño hepático (segunda diapositiva). En este apartado la dieta es fundamental. Tener un higado graso no es algo exclusivo de la gente alcohólica, se puede tener un higado graso a base de fructosa y azucares rápidos!!! Ahí queda eso… La grasa infiltrada en órganos NO ES SU SITIO. La grasa debe estar debajo de la piel para proporcionarnos la capa de protección “grasatex” que tan bien va en invierno. La grasa en órganos es una amenaza para nuestro sistema inmune que se pone en modo “inflamatorio”. El perímetro abdominal marcará esa grasa infiltrada. esas barrigas cerveceras.

Empeñarnos en cenar a las 22:00 e irnos a la cama a la 1:00. El hígado hace su trabajo de desintoxicación sobretodo por la noche, en concreto entre las 23:00 y las 3:00 de la madrugada aprox a condición que estemos dormidos, con la luz apagada y con la digestion hecha… esos nocturnos, esos cambios de turno, esos fiesteros…


Próximo día síntomas!!! para los que no os dais por aludidos.

Comments are closed.