El hígado: funciones

¿¿¿Sabías que el hígado es el mayor órgano del cuerpo humano y que pesa en adultos hasta 2500gr???

El hígado tiene más de 500 funciones diferentes de las que vamos a destacar las siguientes:

METABOLISMO DE

CARBOHIDRATOS, GRASAS Y PROTEÍNAS: Interviene en la descomposición y generación de cada una de ellas.

PRODUCCIÓN Y SECRECIÓN DE BILIS: La Bilis es como un “detergente” que facilita la absorción de lípidos, nutrientes y vitaminas. Es también un vehículo para la eliminación de tóxicos como el colesterol y las hormonas sexuales para ser eliminadas por las heces siempre y cuando el intestino este sanote, sino… volvemos a absorberlas.

FUNCIÓN INMUNE: Una de las funciones estrella y básica en el abordaje de nuestros pacientes. Toda la sangre que previamente ha absorbido los nutrientes en el intestino, va directa al hígado. Él filtrará, organizará y decidirá quien pasa y quien se queda, a quien guarda y a quien expulsa, a quien nomina y a quien salva. Por eso el hígado tiene cierta tolerancia inmunitaria. Esta tolerancia inmunitaria (es decir muuucha paciencia con la diversidad de sustancias-bichos-personajes que llegan) puede transformarse. Eso significa pasar a tener un hígado de “mecha corta”, enfadado. Eso ocurre en 3 situaciones que veremos en el próximo post.

DESINTOXICACIÓN: otra función estrella. La sangre que llega del intestino llega llena de bacterias, compuestos tóxicos, endotoxinas y complejos antigenos-anticuerpos. A todo esto hay que añadir el pelotón diario de hormonas de estrés, sexuales, productos de deshecho de nuestro propio metabolismo… vamos que tiene un pitote diario montado para intentar eliminar todos los días por la noche esta montaña de… ¡¡¡cosas!!! Si además nos tomamos el paracetamol y el ibuprofeno y el omeprazol y, y… pues el tema se complica aún más!! En la segunda foto está el esquema de como desintoxica el hígado. Este trabajo dependerá de la eficacia de cada uno. El objetivo: no acumular sustratos intermedios.

Nuestro hígado, el gran currante, que nunca cesa y tan mal tratamos…

El próximo día: cómo complicarle la vida al hígado.

Comments are closed.